Visión Global

“Siete tesis sobre RR16” por Fernando Mires

“Siete tesis sobre RR16” por Fernando Mires


Fernando Mires / @FernandoMiresOl. 

El Revocatorio (RR16) no es un simple trámite electoral. Es incluso algo más que un referendo. Ha llegado a ser un movimiento político y social. Bajo su sigla -RR16- al igual como ocurrió en Polonia bajo el lema Solidarnosc, el pueblo venezolano ha logrado articular una gran cantidad de demandas sociales y políticas. Esas demandas van desde la protesta en contra del hambre hasta llegar a la lucha por las libertades políticas.
El RR16 nació desde la MUD impulsado, entre otros, por el liderazgo de Henrique Capriles, después apoyado desde la prisión por Leopoldo López. Pero el RR16 trasciende a la MUD, es más grande que la MUD. Sin la MUD no podría haber RR16 pero la MUD no es propietaria del RR16. El RR16 es defendido no solo por la oposición políticamente constituida sino, además, por una multitud que hasta antes del RR16 no estaba políticamente organizada. Del mismo modo, el RR16 ha penetrado entre sectores sociales ayer dispuestos a seguir a Chávez y al chavismo.
Aunque el RR16 trasciende a la MUD, su éxito está ligado a la unidad de la MUD. El día 24-S, diferentes partidos, siglas y sectores que constituyen a la MUD, apoyados por representantes de la llamada sociedad civil, sellaron, a partir de la emisión de un documento conjunto, un pacto de unidad. Ese pacto de unidad no suprime a las diferencias pero sí las orienta en dirección a un objetivo común.
El RR16 se encuentra en directa relación con la victoria obtenida por el pueblo opositor organizado en la MUD el 6-D-2015, cuando alcanzó la mayoría absoluta en la AN. La objetiva clausura del Parlamento mediante la interposición ilegal del TSJ no dejó otra alternativa a la MUD que trasladar la dualidad de poderes formada al interior del Estado, hacia fuera del Parlamento, a las calles. El 1-S, durante “la toma de Caracas”, las multitudes de la oposición se adueñaron de las calles. Desde ese momento el chavismo, sin votos y sin calle, nunca volverá a ser lo que una vez fue. Su única defensa son los aparatos represivos.
El RR16 nació como un movimiento constitucional. Pero después que el CNE a través de sus cuatro rectoras, y siguiendo ordenes de gobierno, violara abiertamente a la Constitución Nacional, el RR16 ha pasado a ser un movimiento en defensa de la Constitución. RR16 y Constitución son inseparables. En defensa de la Constitución a través del RR16 la mayoría opositora se ha convertido en pueblo ciudadano.
El triunfo del RR16 no está garantizado por nada ni por nadie. No obstante, si el régimen logra detenerlo mediante la vía de la represión, tendrá que pagar un alto precio: su aislamiento internacional y la pérdida de los restos de legitimidad que aún le quedan. Puede suceder incluso que si la votación “del 20%” -que tendrá lugar en los días 26, 27 y 28 de Octubre- llega a ser la avalancha que algunos esperan, la vértebra político-militar del régimen sea destrozada: con revocatorio o sin revocatorio. Pues la lógica del revocatorio reside en su dinámica. Esa es también la razón por la cual los grupos más lúcidos del chavismo han entendido que el RR16 es la única vía que les permitirá garantizar su continuidad histórica y política.
El RR16 no excluye, incluso facilita el diálogo con el régimen y/o con las FANB. Pero ese diálogo solo puede ser realizado sobre la base de la aceptación del RR16 por parte del régimen y con mediadores elegidos por ambas partes. Un diálogo que excluya o posponga al RR16 solo puede conducir a la capitulación.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529