Visión Global

Sin Rodeos “Un 2016 sin fuerza, ni arranque.” por Pastor Heydra

Sin Rodeos    “Un 2016 sin fuerza, ni arranque.” por   Pastor Heydra


Pastor Heydra/ @PastorHeydra.

No hay ímpetu, ni energía, ni atrevimiento, ni utopía posible. Solo un triste retintín que ya, con una repetición inercial y cansona que ha durado 17 largos años, solo tiene la capacidad de adquirir un sonido hueco de cuenta regresiva, sin suspenso y sin otro punto de llegada que el de una melancólica caída, sobre la cual quizá quedan unas tres interrogantes definitorias: ¿las fuerzas reales del gobierno, las de la oposición, y las de las FANB, hasta dónde dan?
Así están las cosas, luego de las elecciones parlamentarias del 6-D, en las cuales dominó el descontento sobre una forma errática de conducir al gobierno, que se expresó con intensidad contundente en el “voto castigo”. Nicolás con diciembre de sombra arrancó errático. No produjo cambios, ni dio golpes de timón. Las mismas inercias. “El decreto de emergencia económico” que ha podido firmar antes del 5-E. El sopor de siempre, la imposibilidad de engendrar una sola idea novedosa. En enero la cancha fue de la oposición, como le dio la gana. Surgieron contrafiguras como Henry Ramos y Julio Borges que se posesionaron con sus partidos, acompañados de Leopoldo López, de una masa inasible, sin dirección, pero con un solo propósito, que hasta ahora luce irreductible: salir de esto
Pero esta primera semana de febrero ha sido peor. Hay tres fechas emblemáticas del “chavismo”. El 2 de la toma de posesión de 1999. Y el 3 y el 4 del fallido golpe de estado de 1992. Y allí no pasó nada. No hubo pueblo, no hubo emoción. Como diría Petkoff: “pura pamplina frita”. Lo único relevante fue que,- ante la imposibilidad, por incapacidad, de continuar al frente de esa justa-, Nicolás le entregó sin remilgos “el testigo” a las FANB como único camino de salvación de las almas protegidas por el “Comandante eterno”, autor y creador de todos estos desaguisados heredados.
Febrero le demostró al PSUV que habita en el incoherente universo de la “necrofilia ideológica”, de ese amor ciego por ideas muertas, que definió lapidariamente Moisés Naim, el domingo en El País de España. Y en el no hay futuro posible.
Para nadie es un secreto que el gobierno está en un tinglado más complejo que el del “mito de Sísifo”. Que más temprano que tarde caerá, como “el mango maduro” que caricaturizó Rafael Alfonso Guzmán “Ramán” en El Gráfico del 12 de noviembre de 1948, doce días antes de caer Gallegos.
Días más, días menos. ¿Enmienda?, ¿elección? Nadie puede saberlo con precisión. Las torpezas, y no hablemos de las políticas o económicas que ya nos atosigan, siguen a la orden del día como esa primor literario de la Fiscal de darle al francesísimo Víctor Hugo y a sus “Les Misérables” la nacionalidad nicaragüense de Rubén Darío en el 100 aniversario de la muerte del autor de “Azul”. Pero, ya que más da.
Las colas siguen, acompañadas de las procesiones de la escasez, la inflación y del “bachaqueo”. Ya hay manifestaciones aisladas de rebelión, real, no la guasona de mítines y arengas superfluas de NM. La violencia se posesiona de las cárceles y de las calles. Y aquí cabe otra leve reflexión: ¿Habrá suficiente voluntad y capacidad para evitar que nos arrope un vacío de poder que abra las compuertas de “un nuevo orden”? Veremos.

En Concreto

El movimiento político en Nueva Esparta en 2016.
El movimiento político neo espartano tanto en 2015, como en 2016, estuvo y estará muy marcado por el peso que la realidad nacional tiene sobre la insular.
Los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015 no son otra cosa. Es posible que hayan podido ser modificados algunos parámetros, pero las tendencias eran claras y estaban muy definidas en el espíritu colectivo, más allá del peso de partidos, figuras o propuestas aisladas.
2015 vio emerger un nuevo liderazgo conformado por el Alcalde Mariño Alfredo Díaz, y el Coordinador de PJ Jony Rajal, quienes lideraron la formula unitaria de AD, PJ, UNT y VP, tanto en las primarias de mayo, como en las parlamentarias de diciembre. De igual manera se consolidó el del Gobernador Carlos Mata Figueroa en su sector el PSUV, donde ha adquirido un poder absoluto.
Las elecciones parlamentarias sirvieron de campo de experimentación en el universo opositor para medir fuerzas internas. Alfredo Díaz consolidó la suya, y le anexo por acuerdo nacional el aporte de AD, partido del que es Secretario de Organización a PJ, UNT y VP, los cuales por su propio peso y dirigencia no hubiese alcanzado las posiciones que obtuvieron.
En el caso del Municipio Marcano, el Alcalde José Ramón Díaz, en las primarias dio pruebas de control y manejo político de la situación en su territorio. Hay un polo de poder referente interno en AD
El gran perdedor de las primarias opositoras fue Morel Rodríguez Ávila, cuyo hijo Morel Rodríguez Rojas, sufrió una dura derrota frente a Jony Rajal, a pesar de haber logrado el respaldo de un sector de Voluntad Popular, así como la figura de Braulio Jatar que MRA se sacó de la manga, para resolver “impasses” personales.
En el caso del PSUV los únicos que obtuvieron resultados en sus primarias “sui generis” fueron Dinorah Villasmil de Mata y Kendy Graterol. Los otros fueron impuestos. Llamó la atención la derrota en el Circuito 1, donde ya las encuestas marcaban tendencias adversas en Municipios como Macanao, Tubores, Díaz y Antolín que no fueron atendidas por esa dirección, que creyó más en los espejismos de sus Alcaldes que en las realidades. En el Circuito 2 la situación era bastante clara, pues el predominio de AD y PJ fueron determinantes
El 2016 abrió sus compuertas con enormes dificultades para el gobierno nacional que se traducirán en las elecciones de gobernador. La tendencia normal en 10 meses que faltan para ese proceso es que el “efecto dominó” se mantenga a favor de la oposición. A menos que esta sufra desgarres internos de los cuales no está curada.
La imposibilidad de sacar el Puerto Libre a flote; las dificultades económicas para implementar en el mediano plazo proyectos como el desarrollo acuícola, nos llevarán a ser una economía dependiente del comercio de tierra firme y de los productos enviados por el gobierno central, lo cual dificultará las posibilidades de desarrollo auto sostenible. 2016 será un año muy complejo para el Gobernador Mata Figueroa y el PSUV, quienes permanecen atados a unos controles centrales que han mostrado excesiva ineficiencia.
La oposición en Nueva Esparta.
En la región insular han surgido varios nombres para la gobernación. Aparece de primero Alfredo Díaz, le sigue Morel Rodríguez, Richard Fermín y José Ramón Díaz deshoja, sin desespero, esa margarita.
Vistas así las cosas la rivalidad debe centrarse en las figuras de Alfredo Díaz y Morel Rodríguez. Este último hizo su lanzamiento oficial en enero en Fuentidueño con una asamblea que atrajo unos 112 lugareños. Ha realizado reuniones en los pueblos y está armando un equipo que dirigen “Chuito” Guerra y su hermano, el ex Diputado Felipe Rodríguez. Alfredo Díaz no ha manifestado su deseo de lanzarse al ruedo, aun cuando en sus círculos íntimos todos los movimientos llevan hacia allá. Díaz parte de la tesis de que en la oposición se ha impuesto el esquema de las primarias, las cuales deben hacerse a más tardar a fines de mayo, y una alianza de AD, PJ, UNT y VP resulta imbatible. Mientras Fermín busca una simple figuración que lo catapulte al estrellato siempre aspirado.
De todos modos este cuadro comenzará a tomar dinamismo después de carnaval, pues estas fiestas se llevan parte de febrero, y semana santa la última quincena de marzo. Hay una particularidad nacional. La dirigencia opositora está apuntando a lograr sus posiciones en Gobernaciones, Alcaldías, CLENE, y alrededor de esas aspiraciones se están uniendo las figuras locales. La oposición puede presenciar fracturas en su seno por esas pretensiones.
En el caso de Nueva Esparta, la práctica de algunos políticos de sumar solo para lograr su aspiración, parece esfumarse en esta oportunidad, y muchos líderes locales exigen respaldo contra respaldo.
Mata Figueroa. La figura del PSUV
Carlos Mata Figueroa es la figura que tiene el PSUV para la contienda a la gobernación. Debe hacer un esfuerzo ciclópeo para superar las deficiencias del gobierno nacional y lograr estándares de vida satisfactorios en Nueva Esparta. Ese factor, y la fractura de sus opositores parecen ser sus cartas a jugar.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529