Visión Global

Sirios huyen de la guerra para caer en manos de traficantes en América Latina

Sirios huyen de la guerra para caer en manos de traficantes en América Latina


El viaje épico de un grupo de cinco sirios, que pagaron cada uno 10,000 dólares a traficantes para viajar por varios países antes de ser detenidos en Honduras por llevar documentos griegos falsos, expone una ruta poco conocida de tráfico de personas que huyen de la guerra en Siria.

Los jóvenes han dicho a activistas de derechos humanos que su destino final era la vecina Guatemala porque el traficante turco que los guió a través de un continente desconocido les dijo que ahí había trabajos y viviendas esperando para ellos.

Pero familiares de uno de los hombres, Lourans Samaan, de 19 años, sostuvieron que él trataba de reunirse con su hermano en Estados Unidos y encontrar trabajo. Dijeron que Samaan es un sirio cristiano de una población cercana a la ciudad de Homs, una de las más golpeadas por la guerra.

“Es un hombre joven, quiere ganarse la vida y ¿qué va a hacer en Siria? Es muy peligroso”, dijo su cuñado Issa Amissa, quien habló a Reuters desde Emiratos Arabes Unidos.

Alrededor del 10 por ciento de la población de Siria es cristiana, y está compuesta por seguidores de algunas de las iglesias ortodoxas más viejas del mundo.

Los cinco hombres, de edades entre 19 y 30 años, formaban parte de un grupo de siete sirios que adquirieron pasaportes falsos en Brasil, dijo una fuente de Estados Unidos.

Los otros cuatro hombres se identificaron como Majd Ghanout Kousa, Fady Freej Shehada, Mazen Mikhail y William Ghanem. Algunos de ellos dijeron ser de Hasaka, otra ciudad golpeada por la violencia. Todos han buscado estatus de refugiados en Honduras.

La detención de los jóvenes sirios generó alarma en la región tras los atentados de la semana pasada en París que cobraron la vida de 129 personas y cuya autoría se atribuyó el grupo Estado Islámico. Las autoridades de Honduras dijeron que no hay evidencia de vínculos de esos ciudadanos con los crímenes.

“Los cinco sirios detenidos en Honduras no pertenecen a ninguna célula terrorista”, dijo la directora del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjivar, en rueda de prensa.

Cuatro de los detenidos son estudiantes universitarios y uno es profesional universitario “y no tienen antecedentes en su país de origen”, según la funcionaria.

“Venían huyendo de la guerra de su país y buscaban refugiarse en Estados Unidos”, dijo a Reuters el portavoz de la policía de inteligencia de Honduras, Aníbal Baca.

La fiscalía podría acusarlos el sábado por los delitos de falsificación de documentos y usurpación de estado civil.

Una fuente del Gobierno de Estados Unidos, que pidió el anonimato, coincidió en que aparentemente los sirios no tienen conexión con grupos terroristas.

Samaan dijo a Miroslava Cerpas, del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras, que había estado viajando por casi un año. Su cuñado dijo que la última vez que vio a Samaan fue hace un año. El hermano de Samaan, quien pidió no ser identificado, dijo que habló con él en Argentina.

“Somos cristianos sencillos, no tenemos problemas, él sólo decidió ir a cualquier lado que fuera seguro”, declaró su hermano a Reuters, y añadió que Samaan le dijo que había conocido a alguien que por dinero lo ayudaría a llegar a Estados Unidos.

BAJO FUEGO

Un cúmulo de detenciones en América Latina en los últimos días ha expuesto la que podría ser una tendencia de sirios que viajan con pasaportes griegos falsos fuera de los canales tradicionales a través de Europa.

Tres sirios, que también viajaban con papeles griegos, fueron atrapados en las islas caribeñas de San Maarten la semana pasada.

Autoridades de Costa Rica detuvieron el jueves en un hotel a una mujer presuntamente siria quien dijo llamarse Alaa Bustati y tener 27 años, que ingresó el 17 de noviembre con un pasaporte griego también manipulado.

La mujer, que aparentemente tendría un pasaje para España pero cuya validez no se ha verificado, podría ser acusada de uso de documentos falsos y condenada a prisión preventiva de seis meses.

Una fuente policial dijo que la mujer, que tenía puesta una peluca y en la foto del pasaporte aparece con ella, dijo que su esposo financió su viaje y que planeaba reunirse con él y su hijo en un sitio que no precisó. También afirmó que tenía previsto pasar por Estados Unidos, pero no quedarse allí.

¿TRÁFICO DE PERSONAS?

Otro sirio fue rechazado por Honduras el sábado tras haber llegado el viernes, según autoridades en Tegucigalpa. Un sirio permanecía demorado en Paraguay desde el domingo.

Otra fuente de Estados Unidos dijo que el objetivo de los sirios que han entrado en la región era llegar a la mayor economía mundial y tenían pasaportes griegos robados.

Los sirios detenidos en Honduras habían ingresado por tierra a Argentina desde Brasil, sorteando varios controles de seguridad en aeropuertos, según una de las fuentes del Gobierno de Washington.

A Brasil habrían llegaron desde Turquía hace una semana. Los viajeros habrían aprovechado la porosa Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

“Hay una relación con un caso actual de tráfico de personas en un individuo que no estaba en el grupo, pero se supo que estaría viajando casi por la misma ruta. Así que obviamente hay una célula dedicada al tráfico de personas que está moviendo gente a través de la región”, dijo la fuente.

Cerpas dijo que los detenidos sostuvieron que no se conocían entre sí.

Ellos indicaron que viajaron desde Siria al Líbano, luego a Turquía y de allí a Brasil, donde ingresaron con sus pasaportes sirios, según indicó Cerpas. Podrían haber sido detenidos en Honduras, dijo, porque no tenían el sello de la vacuna contra la fiebre amarilla en el pasaporte.

Por su parte, el hombre detenido en Paraguay declaró a las autoridades que salió en un vuelo de Madrid, pasó por Buenos Aires y llegó a Paraguay el 11 de noviembre. Dos días después viajó a Honduras, desde donde fue deportado por carecer de un certificado de sanidad, según la fiscal Natalia Fuster.

El hombre, quien se identificó como Abd Al Elah Khallo de Hasaka y que aún está detenido, dijo en una entrevista televisada que vivió un año en Turquía, desde donde salió buscando “un mejor futuro”.

Agregó que tenía a Paraguay como escala en un viaje con destino final Londres, pasando por México.

Tanto Guatemala como Honduras están plagados de pobreza, desempleo y violencia relacionada con las drogas. Cada año, decenas de miles de sus ciudadanos ponen en riesgo sus vidas a través de regiones sin ley en México controladas por cárteles de la droga tratando de llegar a Estados Unidos.

Reuters

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529