Visión Global

Smartmatic Papers (I)

Smartmatic Papers (I)


Unas cuantas semanas atrás se publicó una primera entrega a lo que se denominó Smartmatic Papers, terminó asociado al escándalo descubierto en Panamá sobre un conjunto de empresas constituidas con cuentas bancarias en paraísos fiscales para eludir impuestos.

Como se sabe la otrora pequeña empresa electoral venezolana que dominó el negocio local se expandió vertiginosamente en otros países, diversificando sus negocios. No obstante, algunos escándalos la siguen muy de cerca: para el 2006, se advierte que luego de comprar una de las empresas más importantes en Estados Unidos dedicadas al Business electoral, Sequoia Voting System Inc., optó por deshacerse de esta a partir de una venta para evitar una investigación que adelantaba el gobierno de esa nación. El rápido crecimiento de Smartmatic se acompaña de reclamos y quejas por donde pasa. En México, concretamente en Tabasco, la cosa no pintó distinta al no poder dar los resultados electorales tal como era acostumbrado en esa localidad. El portal de noticias Diario Presente lo titula así. “Fracasa Smartmatic con PREPET durante las elecciones en Tabasco” allí señala la nota de prensa (8 de junio de 2015): “Los representantes de los partidos pidieron que se levante un acta ya que es la primera vez que no se daban resultados electorales en la entidad lo que era lamentable y perjudicial para el proceso.”
A pesar de la mala fortuna para ofrecer los servicios idóneos que todo proceso electoral exige pareciera que no ocurre así a la hora de abultar las cuentas de la empresa.

En Venezuela, cuna de buena parte de los integrantes de Smartmatic, las cosas parecen ir por un camino distinto. Nada de escándalos con resultados electorales, ni nada que se le parezca, aun cuando las dudas siempre reaparecen por la sospechosa cercanía al chavismo. Evitan protagonismos y manejan el bajo perfil.

Para muchos ya Smartmatic no hace elecciones en Venezuela. Se diría que transfirió el conocimiento y la práctica a los profesionales del ente comicial para que se encarguen de automatizar las elecciones. En cierta medida, la jefa del Poder Electoral, presume de la autonomía del CNE para realizar sus procesos electorales.

El 18 de marzo de 2009 la presidenta del CNE afirmó: “…el sistema electoral de Venezuela es uno de los más seguros y confiables del hemisferio, y que su perfeccionamiento se basa en un desarrollo sostenido en políticas y en principios, en soberanía e inclusión.” En otra ocasión (25 de noviembre de 2013) fue aún más tajante al señalar: “…la recuperación de nuestra soberanía, secuestrada por empresas electorales y malas prácticas administrativas que permitieron que sólo personal de esas empresas manejaran y mantuvieran el control de los procesos técnicos…”.

En ambas ocasiones se nos habla de soberanía, esto es, al menos se supone, que los procesos electorales se realizan estrictamente con funcionarios del CNE y finalmente quedaron fuera las empresas electorales que secuestraban la iniciativa local. No dice que se trate de Smartmatic pero queda la duda. Solo dos empresas han tenido el negocio en Venezuela, Indra y Smartmatic.

Lo cierto es que las cosas no parecen tan claras en esa suerte de independencia, soberanía y autonomía venezolana para regir sus procesos electorales. Para las elecciones presidenciales de 2012 el CNE contrató servicios electorales a Smartmatic por instalación de antenas Vsat, arrendamiento de baterías, y otros servicios de carácter electoral por el orden de los 767.655.976.65 Bs.

Queda entonces preguntarse porque si la relación del CNE ha sido con Smartmatic de Venezuela porque aparece ahora como receptora de extraordinarios contratos por servicios electorales una empresa denominada como Smartmatic Deployment Corporation.

Lo cierto que Smartmatic, cualquiera de ellas debe dar claras explicaciones al país como son sus operaciones, no referimos a la transparencia de ellas, sobre todo cuando en las declaraciones al fisco prácticamente señalan que trabajan a pérdidas. Pero más aún, cómo se contrata y se cancela la cifra antes señalada a una empresa que según el Registro Nacional de Contratista revela que tiene un capital pagado de 4.300 BsF.

Lo cierto es que, una y otra con diferentes nombres, corresponden a los mismos accionistas, comparten la misma página WEB y mantiene las mismas oficinas en el edificio Banvenez de la Av. Solano de Caracas, aunque se dice que ahora se despachaan desde el municipio Chacao.

Habrá verificado el Seniat los asuntos que en esta materia le competen. Podrá explicar el Poder Electoral las relaciones con las distintas versiones de Smartmatic y justificar las erogaciones por servicios electorales, de los cuales nos imaginábamos soberanos e independizados, se les cancela.

Pronto, más sobre Smartmatic Papers

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529