Visión Global

Solo una guerra aumentaría los precios del petróleo

Solo una guerra aumentaría los precios del petróleo


Venezuela es un país cuyos ingresos dependen casi únicamente de las exportaciones petroleras. En el 2015, a pesar que se desconocen los principales indicadores económicos, cálculos de instituciones especializadas estiman que las ventas de petróleo representan cerca del 96% de los ingresos.

Eso convierte a Venezuela un país monoproductor. Por lo que el bienestar del país depende del nivel de los precios del petróleo venezolano y de los niveles de producción, lo que en su conjunto determinan el ingreso bruto nacional de divisas.

Esta realidad, que desde el punto de vista del análisis económico no es nada buena –no hay diversificación- coloca al país en una situación de inestabilidad. Sobre todo cuando la tendencia de los precios es a la baja. Lo que caracteriza los mercados al inicio del 2016.

Un poco de historia

Hace dos años, los precios del petróleo venezolano mordían los 100 dólares el barril. Para el 2005, el economista Domingo Maza Zavala consideraba que el “se espelucaba” cuando pensaba que el precio del barril podía caer por debajo de los 75 dólares.

Eran los momentos de la primera gran subida de precios, que llevaría los picos más allá de los 130 dólares. Cuando estalla la crisis financiera internacional, por el efecto del estallido de la burbuja hipotecaria, los precios se vendrían abajo, llegando a niveles de treinta y tantos dólares el barril.

En esos momentos, el país logró sobrevivir el bajón. Se tenía acceso a préstamos, en momento que nadie los quería contratar.

Se recurrió al trueque de petróleo por alimentos y productos tecnológico, y abrieron nuevos mercados, para la adquisición de materias primas.

Además, como consecuencia de los resultados del Referéndum revocatorio del 2004, los mercados veían políticamente un sólido gobierno en Venezuela.

Explicaba el profesor Maza Zabala, que el problema de todas las administraciones fiscales, que en ambientes de aumentos de los ingresos, los comprometen antes de que los reciban. Por lo que cuando los ingresos caen, empiezan a tener más gastos por hacer, que dinero por recibir.

De la crisis del 2005 han pasado once años. Los precios se fueron recuperando poco a poco, hasta estabilizarse en niveles entre 90 y 105 dólares el barril. Hasta que la aparición de nuevos productores comenzó a sobre abastecer a los mercados. Produciéndose la consabida respuesta: con más producción que consumo, los precios bajan.

El 2016 se inició con niveles de precios por debajo de los 35 dólares. El precio más bajo en once años. Una situación que vislumbra una profundización de la crisis económica que ya venía arrastrando el país.

En el 2016

Para Andrew Hecht, analista de inversiones alternativas, “el 2015 significó un año miserable para los productores. Los precios cayeron alrededor del 30,5% en el NYMEX, y el crudo marcador Brent se desplomó casi 35%. Sobre la primera del 2016, ha sido más de lo mismo”.

En sus estimaciones, Hecht concluye que todas las señales apuntan a precios más bajos, con excepción de un solo escenario. El que tiene que ver con el clima de tensiones políticas en el Medio Oriente, entre Arabia Saudita e Irán. Situación generada por la ejecución de un clérigo shiíta por los sauditas.

“Mientras el precio del petróleo ha sido una víctima de la escalada de turbulencia en la región, el potencial de problemas de producción aumentarán en tanto la situación pase a ser más peligrosa. Cualquier violencia u operaciones militares de cualquier lado del conflicto (y no olvidemos el ángulo terrorista) que afecta la producción de crudo o la refinación en la región, tendrá un efecto inmediato y violento sobre los precios del petróleo. Nosotros podemos despertarnos una mañana y encontrar que los precios del petróleo de duplicaron, con respecto al día anterior, como sucedió en agosto de 1990 cuando Irak invadió Kuwait”, advirtió el analista Hecht.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529