Visión Global

Subsidio agrícola resulta insuficiente para satisfacer el consumo nacional

Subsidio agrícola resulta insuficiente para satisfacer el consumo nacional


El Fondo de Estímulo al Productor tendrá Bs. 3.000 millones para todos los subsidios agrícolas. 

 Los subsidios agrícolas que anunció el ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, dejan nulos o escasos márgenes de rentabilidad, lo cual dificultará las inversiones en el campo y, por lo tanto, la producción criolla. Así lo indicó el presidente de Fedeagro, Antonio Pestana.

El Fondo de Estímulo al Productor tendrá Bs. 3.000 millones para todos los subsidios agrícolas.

La compensación para el arroz (que fue Bs. 2,13 por kilo sobre el precio de Bs. 2,50, que suman Bs. 4,63), permitirá al agricultor una rentabilidad de 10,1%.

El subsidio para el maíz blanco (que fue Bs. 1,75 sobre el precio de Bs. 2,20 actuales, lo que da Bs. 3,95 de ingreso por kilo) deja una rentabilidad de 10%.

En el caso del subsidio al maíz amarillo (fue de Bs. 1,72 sobre el precio de Bs. 1,90 el kilo, lo que suma Bs. 3,62 por kilo de ingreso) no dejó margen. Esto preocupó a Fedeagro, ya que los dos maíces tienen iguales costos de producción.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), José Ricardo Álvarez, indicó que el subsidio a la caña de azúcar es entre Bs. 1 y Bs. 2 inferior al que esperaban para tener rentabilidad. El cañicultor recibirá entre Bs. 5,80 y Bs. 6, pero requería Bs. 7 y Bs. 8.

Meses previos a estos anuncios Fedeagro entregó estructuras de costos que apuntaban a lanecesidad de tener 20% de rentabilidad, para apuntalar el rubro.

Estas realidades hacen que luzca lejana la meta de combatir la inflación con mayor producción.

“Es lógico que en la medida en que tu rentabilidad sea más pequeña, no estás estimulando la producción. Antes de que fuese anunciado este subsidio, intentamos persuadir en busca del precio o al menos que no se usara al agricultor como vehículo para abaratar el costo al consumidor nacional.
 Nosotros, así como cualquier actividad económica, necesitamos estímulo para poder reinvertir”, indicó Pestana en compañía de diferentes representantes de Fedeagro.
Explicó que poseer la tierra no es sinónimo de tener una finca productiva, pues esto implica inversiones que nunca terminan.
“Al año siguiente hay que seguir invirtiendo, porque las máquinas se van poniendo viejas. Es una constante inversión que requiere rentabilidad”, dijo.
Industria como medio de pago
Aunque en Fedeagro no aplaudieron el subsidio como sustituto del precio, realizaron una propuesta para agilizar el cobro, idea que el MAT está evaluando.
La idea es crear un mecanismo mediante el cual el Estado entregue el dinero del subsidio a las industrias, y sean ellas las que paguen al agricultor.
Pestana asegura que esta es una vía para simplificar los problemas que se han presentado al momento del cobro el subsidio en ocasiones anteriores, como discriminación, largas colas frente a los bancos, robos y extorsiones.
Pestana recordó el caso de los productores de más de cien hectáreas de caña de azúcar que en 2008 se quedaron sin cobrar un subsidio ofrecido por el Gobierno para compensar el precio. También recordó el caso de 82 productores de arroz en Portuguesa y de otros más en Calabozo (Guárico), que no lograron cobrarlo.
Estos subsidios suelen acarrear trámites engorrosos. “Hay productores que están desde las 2 de la madrugada frente al banco; cuando abren  a las  8:30 de la mañana, les dan el número 15 y terminan siendo atendidos a las 2:00 pm”, dijo Pestana.
Hay productores que han sido extorsionados por parte de los que saben que ellos están en el banco cobrando importantes sumas.
Desmontar el subsidio a futuro
Los directivos de Fedeagro consideran importante que para las próximas cosechas se desmonte la política del subsidio. “Hay que apuntar a ser cada vez más productivos para combatir lainflación “. Aseguró que en este ciclo de invierno se lograron sembrar unas 447.000 hectáreas de maíz. Al menos 60% de esa cantidad es del blanco, que es la materia prima para la harina precocida de las arepas y el resto es de amarillo.
De acuerdo con sus cifras, esto representa un incremento de 2,38%. Aunque esto representa una recuperación respecto al ciclo pasado, aún resulta insuficiente para satisfacer el consumo nacional.  “Pero ya el hecho de recuperar, nos ofrece una ventaja, significa que se paró la caída. Confiamos en este diálogo sincero con el MAT”, dijo Pestana.
Sin embargo, el ministro Yván Gil indicó que hubo un incremento de 22% en el maíz blanco, 15% en el amarillo y 14% en el arroz.
El directivo de Fedeagro indicó que en el sector se apuesta a alcanzar la soberanía alimentaria en la mayoría de los rubros. “Del campo no nos movemos”, dijo.
Con respecto al anuncio de Gil de iniciar una campaña para entregar los certificados de fincas productivas, Pestana indicó que esto era una vieja deuda que se tiene con los productores.
Asimismo, indicó que los planes de continuar la política de intervención de tierras es “una mala señal”.

 Emen

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529