Visión Global

Tres años de Maduro en la presidencia: El Bolívar vale 27 veces menos

Tres años de Maduro en la presidencia: El Bolívar vale 27 veces menos


El presidente Nicolás Maduro cumple tres años de mandato siguiendo la línea política de Chávez, con una crisis económica que ha llevado la inflación a tres dígitos y conseguido la peor devaluación de la historia

Nicolás Maduro llega a su tercer año en la presidencia de la República este 19 de abril. Ese día fue investido en su cargo en la Asamblea Nacional,  junto a Diosdado Cabello y María Gabriela Chávez, luego de haber ganado las elecciones cinco días atrás con 7.587.579 votos; apenas 223.599 más que el candidato opositor Henrique Capriles Radonski.

El período que comenzó signado por la promesa de darle continuidad a lo alcanzado hasta entonces por Hugo Chávez, ha derivado en un país convulsionado en lo político, económico y social, por lo que evaluar los primeros 36 meses de la gestión de Maduro van más allá de la referencia al Plan de la Patria 2013-2019 y del reiterado “legado” de Chávez.

En estos tres años el “Presidente obrero” ha convertido a Venezuela en el país conla inflación más alta del mundo, según datos del Banco Mundial, al alcanzar 180,9% en 2015 (la cifra fue revelada en febrero por el Banco Central de Venezuela, BCV). Así, el promedio de inflación interanual pasó de 22,27% durante la presidencia de Chávez a 101,86% en la actual.

Pero este incremento dista mucho de lo estimado en los anteproyectos de Ley de Presupuesto nacional. Para 2013 se proyectó una inflación de 16% pero llegó a 56,2%. Para el año 2014 se esperaba un 28% y la cifra fue superada nuevamente por un aumento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) a 64,3%, según BCV.

La mayor diferencia se presentó en 2015 cuando el plan presupuestario se elaboró calculando un 30% de inflación, una diferencia de 150 puntos por debajo de la inflación que finalmente anunció el gobierno. Estos números superan el pico más alto de la llamada IV República, durante el segundo gobierno de Rafael Caldera, cuando la inflación llegó a 103,2% en 1996.

El economista y profesor de la UcabRonald Balza sostiene que la mala elaboración de los presupuestos contribuyen a aumentar la inflación y aumentan la vulnerabilidad de los salarios. Sin embargo, durante su último discurso de memoria y cuenta anual ante la Asamblea Nacional el Presidente aseguró que la “protección del salario ha permitido enfrentar la inflación”.

Durante su administración Nicolás Maduro ha realizado 11 aumentos salariales. Estos anuncios acumularon un incremento de 465,46%, pero la inflación acumulada fue de 639,32% para ese mismo período de acuerdo a las cifras delBanco Central.

Balza asegura que más que ser un éxito el incremento de los salarios es “una forma más para intentar tapar un fracaso en el manejo de la economía”. Explica que los constantes aumentos son muestra de la velocidad con que la inflación sobrepasa el poder adquisitivo y requiere la intervención del Presidente, pero que “sigue siendo insuficiente para cubrir la canasta alimentaria”.

Cuando Nicolás Maduro fue electo presidente se necesitaban cinco salarios mínimos para cubrir la Canasta Básica Familiar (conformada por alimentos, costos de educación, salud, servicios públicos básicos, vivienda, vestido y calzado, artículos de higiene y limpieza). Ese año el precio de esta canasta se ubicaba en 10.441,02 bolívares según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

En febrero de 2016 (fecha de su último boletín divulgado) su valor pasó a 176.975,45 bolívares, elevándose 1.595% en casi 3 años y requiriéndose 14,8 salarios mínimos para cubrirla.

En este mismo período los alimentos medidos por la Canasta Alimentaria Familiar subieron 2.139,9% (pasando de Bs 5.445,15 en abril de 2013 a 121.975,47 bolívares en febrero de este año) mientras que el sueldo mínimo subió 371,21% también en ese lapso. Hoy se requieren 12,6 salarios mínimos para adquirir la canasta alimentaria y hace tres años solo 2,6.

Durante estos tres años el bolívar también ha pasado a valer 27 veces menos. En 2013 el dólar preferencial (para alimentos y medicinas) estaba en 6,30 bolívares por cada dólar; esta tasa aumentó hace dos meses a 10 bolívares, representando un incremento de 58,73%.

Pero esa no fue la única devaluación que sufrió la moneda nacional. La primera tasa del Sistema Complementario de Asignación de Divisas (Sicad) pasó de 11 a 328 bolívares con la creación del Sistema de Divisas Complementarias (Dicom) hace dos meses, lo que se traduce en 2.633% de aumento.

Estas cifras ubican al país en el punto más crítico de su historia democrática al sobrepasar la devaluación más alta que se había presentado hasta el momento, cuando Jaime Lusinchi devaluó el bolívar en 415% entre 1984 y 1988.

Sin embargo, Balza considera esta una comparación de magnitudes diferentes aunque los problemas son similares.

El daño que se le ha hecho a la economía ha sido sostenido y las posibilidades de recuperación de los precios del petróleo no son suficientes; por razones económicas y políticas nuestra situación es mucho peor que antes”, afirma.

Ramón Lobo, economista y diputado del Psuv por el estado Mérida, reconoce que la situación económica en estros tres años de Maduro en Miraflores ha sido “difícil” pero se trata de un “momento coyuntural”.

“En ningún momento la hemos ocultado sino que la hemos enfrentado, y aquí tenemos que contextualizar, porque es muy fácil hablar de los niveles de inflación ahorita pero hay que contextualizar por qué han surgido esos niveles de inflación”, expresa.

A su juicio, ese incremento a 180,9% fue causado por los “ataques incesantes” durante 2 años a la economía real, con acciones que distorsionan la cadena de producción y de distribución de alimentos esenciales, sumado a una campaña internacional “con sectores de la derecha venezolana para generar una posición no positiva de la economía nacional en los mercados financieros”, afectando directamente la obtención de recursos y también la colocación de bonos.

“En primera instancia lo reconocemos, tenemos que trabajar para disminuir la inflación alta, muy alta. Pero a pesar de los niveles de los dos últimos años, en los 16 años de la revolución bolivariana la inflación está muy por debajo del promedio interanual comparado con los 16 años antes de la llegada de la revolución bolivariana”.

Tomando como referencia los datos anuales de inflación del BCV, entre 1999 y 2015 el promedio de inflación llega a 35,8% por año, mientras que entre 1982 y 1998 el porcentaje es de 38,3. En el caso de la acumulada, entre 1984 y 1998 la inflación sumó 14.420% y en los años de la “revolución” el acumulado es de 9.974%.

“Pero la gente ve es el momento actual y en ese sentido nosotros seguimos generando todo un accionar, como el Consejo Nacional de Economía Productiva, los 15 motores, que nos van a permitir apuntalar y generar definitivamente una economía productiva, diversificada, en función de las demandas y requerimientos de la sociedad venezolana para trascender del modelo rentista”, asegura el parlamentario del Partido Socialista Unido de Venezuela, quien además expresa que a pesar de la situación adversa de la economía, “cumpliremos el período presidencial”.

Para Ronald Balza, si en los próximos tres años el Presidente continúa cometiendo errores “no se va a recuperar la economía”. Sostiene que la gestión económica de Nicolás Maduro ha seguido la misma línea de Hugo Chávez pero con menos flexibilidad, “esta rigidez en el rumbo de las políticas agravan la situación y la capacidad de respuesta ante las dificultades económicas externas”, explica.

Balance de Nicolás Maduro en sus 3 años en la presidenciaEl acceso a Las Mercedes desde la Fajardo, en Caracas, es una de las 89 soluciones viales inauguradas en estos tres años

Más local que estructural

Lo esperable de cada gestión presidencial es que dejen obras de envergadura para el país. Aunque Maduro no ha culminado su mandato, en estos tres años destacan más las pequeñas obras que la continuidad de aquellas de impacto masivo.

Eduardo Páez Pumar, ingeniero civil, integrante de la comisión de infraestructura de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat, recuerda que en la campaña presidencial de 2012 Hugo Chávez ofreció poner en funcionamiento la primera turbina de la hidroeléctrica de Tocoma (ubicada en el bajo Caroní, estado Bolívar) y Maduro asumió su continuidad.

Pero la obra (iniciada en 2003 y prometida para 2007), estuvo paralizada en varios períodos y el último, entre mediados de 2013 y 2015, cesó con la aprobación de un crédito adicional para culminarla. Un mes después Jesse Chacón, quien era ministro de Energía Eléctrica, informó que en el primer semestre de este 2016 estaría en funcionamiento la primera turbina.

“Si tuviéramos Tocoma no tendríamos la criticidad actual porque estaría generando 2.160 MW adicionales, y eso no habría condicionado demandar tanta agua del Guri ni existiría el nivel de racionamiento que tenemos en este momento”, señala Páez Pumar.

Balance de Nicolás Maduro en sus 3 años de gestiónEn junio de 2015 gerentes de Corpoelec inspeccionaron la obra de Tocoma y prometieron culminarla para 2018

Otra infraestructura que ha avanzado poco en estos tres años es el embalse de Cuira, en Miranda, que forma parte del proyecto Tuy IV. El ingeniero asegura que el racionamiento de agua que existe en Caracas se debe a que no se ha culminado ese embalse y la región capital sigue dependiendo de Camatagua, actualmente en niveles muy bajos, acotó.

Si bien al Presidente le restan unos tres años más, en teoría, para activar por lo menos Tocoma, Páez Pumar considera que en estos 36 meses se avanzó poco o nada.

“Hay muchas obras iniciadas por Chávez que en este momento están paralizadas y algunas que se están ejecutando pero muy lentamente”, y cita el caso del ferrocarril Tinaco-Anaco, el de La Encrucijada-Puerto Cabello y el tramo que sigue a Acarigua y Barquisimeto; la segunda etapa del Cabletren de Petare, la línea 6 del Metro de Caracas, el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo y el tercer puente sobre el Orinoco.

Decisiones en 36 meses

Gobiernos de calle (abril 2013)

Plan Patria Segura (mayo 2013)

Zonas de paz (septiembre 2013)

Plan desarme / Desmovilización de las bandas criminales (septiembre 2014)

Operación para la Liberación del Pueblo, OLP (julio 2015)

Captahuellas en supermercados (agosto 2014)

Venta de alimentos por número de cédula (enero 2015)

Sicad 1, Sicad 2, Cencoex, Simadi, Dipro y Dicom

Eliminación del Min-Ambiente (septiembre 2014)

Siamed (abril 2015)

Línea 0800-Salud-Ya (febrero 2016)

Cierre de la frontera / Estado de excepción (agosto 2015)

Nuevas misiones: Eléctrica, Nevado, Transporte, Eficiencia o nada, Jóvenes de la Patria, Negro Primero, Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor (2013)

Bases de misiones (2014)

Decreto de emergencia económica (2016)

La prolongación del Metro de Valencia, el Metro Guarenas-Guatire, el control del nivel del Lago de Valencia, la planta La Raiza de Termocentro, la Central Termoeléctrica Antonio José de Sucre, en el estado Sucre, la vía alterna a La Guaira y el anillo vial de La Verota-Kempis, denominada como la Circunvalación Sur, complementan su lista.

“Muchas de estas obras debieron terminarse en 2012. Digamos que tienen un retraso pero en 3 años pudieron haberse terminado”, sostiene Páez Pumar. El Cardiológico de Adultos, en Caracas, en una de las obras que a su juicio pudieron terminarse en este lapso.

De lo que sí se ha hecho en estos 36 meses de gestión el ingeniero civil reconoce “algunassoluciones viales, unas buenas y otras malas, y otras con consecuencias”, como el caso de la ampliación de la autopista Valle-Coche, en Caracas, con la vía elevada entre La Bandera y El Pulpo. Allí instalaron monocolumnas en pleno río Valle y aún falta ensanchar ese cauce, advierte, por lo que se trata de una obra inconclusa.

Las Memoria y Cuenta del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de 2013 a 2015 mencionan esas pequeñas estructuras y otras más. Serían 89 soluciones viales, 15 refugios para motorizados, unos 190 kilómetros nuevos de vialidad entre carreteras y autopistas (incluyendo las llamadas soluciones), cuatro estaciones de Metro y la planta ensambladora de autobuses Yutong, las obras más resaltantes de este período.

Rosa Amelia González, profesora del Centro de Políticas Públicas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa), considera que hasta ahora el gobierno de Maduro pudiera ser recordado justamente por esas obras que hizo Haiman El Troudi mientras estuvo frente al Ministerio de Transporte Terrestre y Obras Públicas.

“Son como unos aliviaderos de corto plazo, lo más básico. Quizás es mejor que estén pero no cambian la situación de manera estructural”, indica.

González recuerda que en esta gestión, a diferencia de las anteriores con Chávez, los ingresos petroleroscayeron y eso complica la ejecución de obras.

“Es mas fácil hacer las cosas en abundancia pero esto te obliga a ser más responsable y más eficiente, y mirar tus verdaderas prioridades porque no vas a poder darle a todos”, señala la docente del Iesa, y en ese punto de las prioridades coincide con ella Páez Pumar.

“Si no había dinero para todos esos proyectos, se paralizaban los no urgentes pero se terminaban los urgentes, y los urgentes eran Tocoma y Cuira, electricidad y agua para el país”.

En abril de 2013 el crudo venezolano se cotizaba en 99,5 dólares en promedio. A partir de julio de 2014 comenzó a descender el precio, en enero de 2015 cayó a 40,3 dólares por barril y según el último boletín del Ministerio de Petróleo y Minería durante 2015 su precio promedio fue $ 44,65. El 15 de abril el barril venezolano cerró en 32,10 dólares y la cesta Opep en 37,83.

El jueves 14, a propósito de los 3 años de la elección presidencial que lo llevó al poder, Maduro se refirió a uno de sus méritos en este lapso. “Solamente en la Gran Misión Vivienda Venezuela, con guerra económica, con guarimba, con ataque de Obama, con ataque de la oligarquía, yo he construido, siguiendo el legado de Chávez, 600.000 viviendas en 3 años. Récord mundial”, dijo desde Miraflores.

Cuando asumió la presidencia entregó la llave 400.000 de Misión Vivienda y hace varias semanas, dijo, entregó la llave 1.000.000. “Y se los juro, cuando llegue el 31 de diciembre este año, entregaré la llave 1 millón 500 mil de la Gran Misión Vivienda Venezuela. ¡A mi no me va a parar nadie, carajo!”.

Nicolás MaduroMaduro se refirió a las viviendas entregadas en un acto en Miraflores, donde recibió a una marcha realizada contra la “Ley de otorgamiento de Títulos de propiedad a beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela y otros programas habitacionales del sector público”, aprobada por la Asamblea Nacional. Foto: AVN

Su gran logro, por ahora

“Mantener la revolución bolivariana”, fue la respuesta que dio Ramón Lobo, diputado del Psuv en la AN, al ser consultado sobre una gran obra del presidente Nicolás Maduro tras llegar a los 3 años de mandato. “¿Qué más quieres que eso, ante un ataque nacional e internacional sumamente importante? Le tocó una tarea bien difícil, en primera instancia asumir lo que venía llevando adelante el presidente Chávez. Ese es el primer elemento que queremos destacar, aunque hay muchos más”, comentó.

Entre esos Lobo se refiere a los programas sociales que ha mantenido porque contribuye con la disminución de la pobreza; a su “valentía y coherencia para mantener el legado del comandante Chávez”, así como a la “articulación y coordinación” desde el Psuv, Gran Polo Patriótico y actualmente en el Congreso de la Patria, para “garantizar continuidad de la revolución”.

José Ricardo Sanguino, economista, también diputado del Psuv (Táchira) y miembro de la Comisión de finanzas y desarrollo económico, concuerda con su colega: “el mayor logro es preservar los avances sociales que se obtuvieron en los años del presidente Chávez”, a pesar de la caída de los precios del petróleo y de las dificultades políticas marcadas “por la acción continua de la oposición de trastocar su gestión, porque tienen su objetivo de tumbar al gobierno de Maduro”. Sanguino menciona la educación gratuita, llegar a la meta del millón de viviendas, el mejorar los niveles de ocupación y el aumento en el número de pensionados y jubilados entre esos avances sociales.

Si de logros propios se trata, el diputado de Táchira cita el desarrollo de los 15 motores de la economía, la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor por el énfasis de Maduro en desarrollar “corredores y recuperar espacios que benefician al 5% de la población que está en niveles de pobreza crítica”; y la tarjeta “Misión Socialista” para los Hogares de la Patria, creada recientemente por el Presidente, como método de “subsidio directo a la población”.

Pero al mismo tiempo asegura que en tres años se pudieron conseguir más cosas. Entre los retos pendientes para el resto del período presidencial Sanguino enumera tres: la estabilización en los precios de los bienes y servicios, incrementar la producción interna y reducir los índices de inseguridad, materias en las que “aún faltan más avances”.

Para Ronald Balza, economista y profesor de la Ucab, el logro no heredado de Maduro es el incremento del precio de la gasolina, pues fue una medida que el propio presidente Hugo Chávez se resistió a tomar en sus 14 años de mandato. Sin embargo, cree que el mecanismo de acción no fue el más adecuado. “No tenemos ninguna regla de cambio del precio de la gasolina, no sabemos cuándo se vaya a revisar y los recursos que se generen se manejarán sin rendir cuentas, algo que ya hacía el presidente Chávez”.

Mónica Duarte / Patricia Marcano  /  La Razón

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529