Visión Global

Trump sigue dando licencias para hacer negocios en Cuba

Trump sigue dando licencias para hacer negocios en Cuba


Aunque la anunciada revisión de la política hacia Cuba no ha terminado, la empresa Cuba International Network (CIN), especializada en servicios de producción de televisión y audiovisuales, ha recibido una licencia para operar en la isla y establecer contratos con una empresa estatal cubana.

La licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro permite a CIN establecer relaciones contractuales con la estatal Empresa Comercializadora de la Radio y la Television (RTV), y autoriza todas las transacciones para ofrecer a clientes estadounidenses e internacionales la posibilidad de alquilar equipos de grabación y contratar personal local entrenado.

“Como radiodifusores, hemos estado mirando atentamente los cambios que están ocurriendo con respecto a Cuba y si va a haber un mercado, y muchas de las compañías con las que trabajamos quieren ir a Cuba a producir contenido”, dijo a el Nuevo Herald Barry H. Pasternak, fundador y director ejecutivo de CIN. Actualmente la compañía ofrece “desde la posibilidad de filmar un comercial con una cámara hasta producir cualquier tipo de eventos” gracias a la colaboración con grandes productoras como Gearhouse Broadcast y PRG.

La compañía obtuvo la licencia el 20 de marzo, tras esperar más de un año —el proceso se inició en diciembre del 2015, bajo la Administración de Barack Obama. La compañía tiene autorización para grabar en la isla, pero aún no tiene todos los permisos del gobierno de Cuba para tener una oficina, para lo cual ya inició la solicitud, explicó su director.

Pasternak dijo que no sabía por qué el proceso había tardado tanto pero que estaba “muy contento de que el gobierno perciba que estamos tratando de beneficiar a los Estados Unidos. Somos americanos. Queremos apoyar a una industria que nunca ha filmado en Cuba, un país virgen y muchas personas quieren ver ese país.” Asimismo, subrayó que su compañía no tiene ningún interés político.

“Nosotros no construimos el muro, el embargo está fuera de nuestra área. Nuestro trabajo es hacer películas, producir un contenido de calidad. No somos una compañía política”, agregó Pasternak, con más de 35 años de experiencia en radiodifusión en el área del Caribe. CIN es un proyecto que data de 1992. “Ha sido duro pero amamos lo que hacemos y queremos hacerlo en una bella locación”, dijo el productor, quien anteriormente estuvo involucrado en una proyecto de telemedicina que involucraba a una universidad estadounidense, el gobierno de Cuba y otros países del Caribe.

De acuerdo con John Kavulich, presidente del US-Cuba Trade and Economic Council y quien primero reportó sobre la licencia a CIN, dijo que esta no era la primera licencia otorgada por OFAC desde que el presidente Donald Trump asumió la presidencia en enero — OFAC no respondió inmediatamente a preguntas enviadas por el Nuevo Herald.

Asimismo dijo que había compañías que recibieron licencias en los últimos meses de la Administración de Obama y que no lo han difundido por temor a “convertirse en blanco de Administración Trump y/o convertirse en catalizadores de cambios en las políticas y regulaciones de la Administración Trump”.

El presidente Trump prometió durante su campaña renegociar con Cuba los acuerdos realizados por el presidente Obama, o cancelarlos si el gobierno cubano no ofrece concesiones. Luego La Casa Blanca anunció una revisión completa de la política hacia Cuba que aún no ha terminado, según dijo una vocera.

A partir del llamado “deshielo” bajo la Administración de Obama, Hollywood y las cadenas de televisión estadounidenses comenzaron a filmar en la isla por primera vez en casi medio siglo —Rápido y Furioso 8, House of Lies y Conan in Cuba son algunos ejemplos—, pero la escasez de tecnología en la isla ha aumentado los costos de estas producciones. Los Rollings Stones —quienes hicieron un multitudinario concierto en La Habana— y el equipo de Rápido y Furioso, tuvieron que transportar a la isla todos los equipos de audio y fílmicos utilizados para el concierto y el rodaje de la película. CIN vendría a llenar ese espacio.

Entre los planes de la compañía se encuentran producir una competencia de autos clásicos y conciertos de jazz a transmitirse en EEUU. Pasternak dijo que “no había visto cambios” en el interés de las compañías estadounidenses por filmar en la isla, un mercado prácticamente virgen, aunque sí “hay preocupación sobre qué hará la actual Administración”.

La presidenta del partido Vox en Madrid conversa con el Nuevo Herald sobre Cuba, la política del Partido Popular con respecto al gobierno de Raúl Castro y el fin de “pies secos, pies mojados”.

Antonio G. Rodiles y su pareja, la activista Ailer González –miembros del Foro por los Derechos y las Libertades– llamaron a la nueva administración a “recontextualizar” las relaciones con la isla y “reconocer que están tratando con una dictadura”, durante una reunión con la junta editorial de El Nuevo Herald la semana pasada.

C.M. Guerrero/el Nuevo Herald

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529