Visión Global

“Un amigo” por Simón García

“Un amigo” por Simón García


Simón García / @garciasim.  

Cuando comuniqué la noticia, la respuesta de Antonio García Ponce fue definitoria: “un amigo en todas las condiciones”. En los comentarios de ese día en las redes, es la cualidad más señalada. Haber estado juntos durante largos años en el mismo equipo, desde la Comisión Nacional Estudiantil de la Juventud Comunista hasta la Secretaría General del MAS, me permite decir que supo ser un amigo. Daba amistad con expresivo cariño, se ocupaba de hacerla fecunda, la cultivaba con inteligencia.

El encuentro para despedirlo fue un tributo a su amistad. Allí estuvieron figuras pertenecientes a varias generaciones de la izquierda histórica venezolana, protagonistas de la resistencia a la dictadura de Pérez Jiménez, algunos de los involucrados en el gran error de los sesenta y muchos de quienes asumimos esa excepcional irrupción del MAS que  abrió nuevos escenarios en la política venezolana y en el pensamiento de la izquierda en  América latina. Hubo también figuras situadas en proyectos políticos diferentes, incluso opuestos, a los que él defendió en vida.

Hombre de reflexión. Tenía el don de transformar sus ideas en responsabilidades éticas y en acciones, asumidas con tanta convicción que a veces operaban como un límite. Sentía pasión por aprender y entender. Puede decirse, sin rehuir el lugar común, que fue un intelectual orgánico Lector de novelas, conocedor del beisbol mayor, dispuesto al humor, le gustaba entonar canciones, recitar versos, conversar y concercano a casi todo lo humano. Excepto manejar y bailar.

Fue un luchador. Sus combates estuvieron asociados a principios, a valores y sueños. Fue presidente de la FCU de la UCV. Brillante orador y expositor eficaz en partear la reflexión en sus oyentes o dialogantes. Trabajó con fe para lograr vida buena para todos.

Su ánimo de trascendencia lo volcó en la suerte de los otros, mediante un compromiso político que ejerció con entusiasmo y a riesgo de lo que fuera. Experimentó tiempos de clandestinidad en la dictadura y después como Secretario General de la JC durante el gobierno de Betancourt. Estuvo preso en el San Carlos, vivió dos exilios.

Atraído por rupturas y renovaciones decidió dejar el pasado atrás. Escribió para exponer una nueva cultura política. Junto con Teodoro y Pompeyo, suscribió desde la cárcel el primer análisis crítico sobre la guerrilla en el que propusieron, en 1967, una suspensión de sus actividades. Formó parte de la llamada izquierda del PCV que integró  con Teodoro, Germán Lairet y Alfredo Maneiro. Cuando Pompeyo Márquez les añadió su prestigio, sus concepciones y su fuerza, el PCUS y Fidel Castro abortaron el proceso renovador.

Vivió para el MAS como causa, movimiento que simbolizó junto con Pompeyo y Teodoro, contribuyendo a gestar innovaciones en la formulación del planteamiento socialista y dando su aporte a una visión alternativa sobre la justicia social, la democracia y el cambio en ruptura con los guiones dogmáticos sobre la revolución.

Sirvió a su país. Su ausencia nos hiere. Pero su recuerdo nos conforta, ahora que el ejemplo de Freddy Muñoz está más allá de las palabras.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529