Visión Global

Un “con leche” está por encima del día de salario mínimo

Un “con leche” está por encima del día de salario mínimo


Hasta 600 bolívares deben pagar quienes aún tienen como costumbre beber café con leche al inicio o a la mitad del día, lo cual excede una jornada de trabajo a salario mínimo (Bs 501,7) en 98,3 bolívares.

Ese es el costo de un “marrón” grande en panaderías y loncherías. El vaso mediano se vende entre 250 y 300, y el café instantáneo de máquina en 700.

Sin embargo, hay una opción más económica para los amantes de la bebida, el vasito pequeño de “guayoyo” es vendido por esos mismos comercios entre 200 y 300 bolívares y por vendedores informales a 100.

“Es el método express, yo le doy su café al cliente, él me paga y  se acabó”. Esto le sirve al que necesita energía para terminar el día, los que quieren relajarse tienen que ir a un local y pagar más”, dijo el vendedor informal Cruz Marín.
Miriam Buttó, trabajadora de una  panadería, explicó que han optado por poner los precios en carteles a la vista del público. “Los clientes que llegaban preguntando precios se sorprendían malamente  con la respuesta, por lo cual decidimos hacerlo así”.

En cuanto al suministro, contó que ellos obtienen el café directamente de productores. “Lo más problemático es el azúcar, cuando alguien viene a comprar primero le advertimos que sólo podemos dar un sobrecito por cliente, lo que generalmente genera molestias”.

Buttó agregó que, aunque la leche para el “marroncito” es difícil de conseguir, representa un obstáculo menor.

Un lujo

Clientes que solían ser consumidores frecuentes, aseguraron que ahora sólo visitan los cafés cuando acaban de cobrar o les sobra un “dinerito”.

“Vengo sólo los viernes, es mi regalo por terminar la semana. Me siento a tomarme mi café y a comerme un dulcito. Si los que trabajamos no podemos darnos un gustico así, qué gracia tiene”, argumentó la señora Hilda Zambrano. Resaltó que actualmente nadie depende económicamente de ella.

Elías Serrano, por su parte, es padre de dos niños, y aunque aseguró ser un asiduo consumidor de café, actualmente eso representa un lujo para él. “Hago el esfuerzo y compro medio kilo cuando se puede, en casa lo hacemos clarito para que nos rinda. Ya no se puede tomar café en la calle”, resaltó.

Precio Justo

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ajustó el  costo del café a nivel de productor e importador  tipo lavado superior a 5.040 bolívares, el lavado a 4.223,95 y el natural a 3.454,67 bolívares el quintal.

En cuanto al tostado y molido,  su precio aumentó más de 1.390%. El kilogramo subió de 46,6 a 694,21 bolívares, el medio kilo  de 23,29 a 358,12 bolívares y el cuarto de kilo se elevó de 11,64 a 183,19 bolívares.

Sin embargo, los usuarios han encontrado el artículo a un costo superior, 1.200 bolívares marca como precio de venta justo el café Propatria en su presentación de medio kilo. Otras firmas, propias y extranjeras, en esa misma presentación se cotizan entre 2 mil 481 y 3 mil 200 bolívares.

Cronología

En  2009, café Madrid y Fama de América, las principales  productoras  de café en Venezuela, fueron expropiadas por el  presidente Hugo Chávez. El 2 de marzo del año  en curso, se paralizaron las plantas de esas empresas debido a la falta de materia prima. El representante sindical, Benito Molina, aseguró que  la situación se debe al control de precios.

Importando  café

Brasil, Costa Rica, Honduras y Nicaragua son los países de origen del café que está siendo vendido en el país, las marcas venezolanas  son  una minoría en el mercado actual. La Federación Nacional de Caficultores, resaltó que en 1998 existían  85 mil familias cafetaleras,  hoy  son apenas 1.025.

Visión Global con información de El Tiempo

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529