Visión Global

“Un desastre llamado gobierno” por Pablo Pérez

“Un desastre llamado gobierno” por Pablo Pérez


 Pablo Pérez/@PabloPerezOf.

Con la clase de gobierno que tiene Venezuela uno nunca pierde la capacidad de asombro. No piensa en el pueblo y sus penurias, pues se limita a aplicar decisiones efectistas que para nada resuelven los problemas de fondo. Vive del cuento y la melodía. Vive del show como instrumento de propaganda para hacer creer que hace, cuando no hace nada.

El país está lleno de problemas. Las dificultades agobian a la mayoría de los venezolanos. Hay quienes pasan hambre, otros son víctimas de la inseguridad, buena parte del país padece por la escasez de efectivo, un sector sufre con los aumentos de precios y se perdió la paciencia de forma general con el mal funcionamiento de los bancos; pero en vez de ocuparse de esos problemas más bien el régimen le lanza otro padecimiento al ciudadano.

Ahora resulta que el gobierno se dio cuenta de que las mafias del contrabando y otros delitos se llevan grandes cantidades de dinero, como parte del control que ellos tienen de la llamada “economía subterránea”, cuando ese es un problema viejo y en el cual hay participación de enchufados y complicidad de funcionarios públicos.

Si es cierto que se llevan millones y millones de bolívares a Colombia, ¿cómo cruzan la frontera que está custodiada por militares? ¿Cómo burlaron el cierre fronterizo que estuvo vigente desde el año pasado? ¿Acaso el modelo de controles no promovió la aparición de las mafias?

Pero no, ahora resulta que el culpable es el pueblo venezolano golpeado por la crisis y maltratado por un gobierno improvisado e ineficiente. De forma inexplicable y absurda le recargan al pueblo una nueva dificultad y es que deben cambiar sus billetes de 100 bolívares en apenas 72 horas, porque a los brillantes del régimen se les ocurrió que con eso bajan el dólar paralelo.

La aparición y crecimiento del mercado paralelo de divisas es la clara secuela de un modelo que nos llenó de controles. Es la consecuencia del festín que durante años mantuvieron con los ingresos petroleros récord que tuvo el país. Es un síntoma claro de la falta de confianza en un gobierno.

Pero no, para el gobierno todo es culpa del pueblo. Hay escasez porque la gente consume demasiado. Hay aumentos de precios porque los empresarios son especuladores. No funcionan los puntos de venta por los banqueros golpistas. Y ahora no habrá billetes de 100 porque hay toda una conspiración internacional que almacena dinero venezolano en varios países. Más cuentos y melodías. Más show. Pero menos gobernabilidad.

 

 

El Nacional, 14 de diciembre de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529