Visión Global

Un día como hoy murió Jim Morrison

Un día como hoy murió Jim Morrison


Jim Morrison nació el 8 de diciembre de 1943 en Melbourne, Florida. Fue poeta de vocación y escribía recurrentemente sobre la muerte, sus ideas estaba influenciadas por los llamados escritores “malditos”, nombres como: Nietzsche, Rimbaud, Kerouac y Ginsberg influenciaban sus escritos y sus canciones.

Tuvo éxito desde muy temprano, pero sus actuaciones provocaban escándalos continuamente; borracho y exhibicionista, le costó pagarlo con varios arrestos . Fue detenido por agresión a policías y en una ocasión por intentar masturbarse en público.

En 1971, a la vez que publicaban “L.A. Woman“, Morrison se retiró a París con su esposa Pamela Courson, y fue hallado muerto el 3 de julio de ese mismo año de un ataque cardíaco provocado por una sobredosis de drogas. Nunca se realizó una autopsia oficial.

En uno de sus poemas,“Celebración del lagarto”Jim Morrison inmortalizó la frase “I’m the lizard king, I can do anything!” (Soy el rey lagarto, puedo hacer lo que sea). Desde aquella ocasión, uno de los tantos apodos con los que se le conoce es el  “Rey Lagarto”.

Este es el poema:

“LA CELEBRACIÓN DEL LAGARTO” – JIM MORRISON

Leones en la calle y perros

vagabundos en celo, rabiosos, echando espuma
Una fiera enjaulada en el corazón de una ciudad
El cuerpo de su madre
pudriéndose en la tierra del verano
Huyó de la ciudad
Fue hacia el sur y cruzó la frontera
Dejó el caos y el desorden
Les dio la espalda
Una mañana se despertó en un hotel verde
Con una extraña criatura gimiendo a su lado
El sudor rezumaba de su brillante piel
¿Estamos todos?
La ceremonia va a empezar
¡Despierta!
No puedes recordar dónde fue.
¿Ha terminado este sueño?
La serpiente era de oro pálido
Vidriosa y encogida
Teníamos miedo de tocarla
Las sábanas eran cálidas prisiones muertas
Y ella estaba a mi lado.
Vieja, no es … joven
Su oscuro cabello rojizo
La piel blanca y suave
Ahora ¡corre al espejo del baño!
¡Mira!
Viene hacia aquí
No puedo vivir a través de cada lento siglo de sus movimientos
Dejo deslizar mi mejilla
La baldosa fresca y lisa
Siento la buena y fría sangre escociendo
El suave silbido de las serpientes de lluvia
Una vez tuve un jueguecito
Me gustaba colarme sigilosamente dentro de mi cerebro
Creo que conoces ese juego al que me refiero
Hablo del juego llamado «volverse loco»
Ahora tú deberías probar este jueguecito
Sólo cierra tus ojos, olvida tu nombre
Olvida el mundo, olvida la gente
Y erigiremos una torre diferente
Este jueguecito es divertido de hacer
Sólo cierra tus ojos, nunca se pierde
Estoy aquí, yo también voy
Afloja el control, estamos atravesando
Retrocedo hasta lo más profundo del cerebro
Retrocedo más allá del dolor
Vuelvo donde no nunca hay lluvia
Y la lluvia cae suavemente sobre la ciudad
Y sobre las cabezas de todos nosotros
Y en el laberinto de arroyos bajo
La queda presencia sobrenatural
De nerviosos moradores de las colinas
En las suaves colinas de alrededor
Reptiles en abundancia
Fósiles, cavernas, cumbres de aire fresco
Cada casa repite un molde
Persianas echadas
Un coche bestial encerrado en contra de la mañana
Ahora todo duerme
Alfombras silenciosas, espejos vacíos
Polvo ciego bajo las camas de parejas legales
Envueltas en sábanas
Y sus hijas
Orgullosas con ojos de
Semen en sus pezones
¡Espera!
Aquí ha habido una masacre
No te detengas a hablar ni a mirar alrededor
Tus guantes y tu abanico están en el suelo
Nos marchamos de la ciudad
Huimos
Y tú eres la única que quiero que venga
No tocar la tierra
No ver el sol
Nada se puede hacer sino
Huir, huir, huir
Huyamos, huyamos
Una casa en la colina
La luna descansa tranquila
Las sombras de los árboles
Son testigos de la salvaje brisa
Vamos nena huye conmigo
Huyamos
Huye conmigo
Huye conmigo
Huye conmigo
Huyamos
La mansión es cálida, en lo alto de la colina
Ricas son las habitaciones y las comodidades allí
Rojos son los brazos de lujosos sillones
Y no sabrás nada hasta que no estés dentro
El cadáver del presidente muerto en el coche del chófer
El motor va con cola y alquitrán
Venga, no vamos muy lejos
Al Este para conocer al Zar
Huye conmigo
Huye conmigo
Huye conmigo
Huyamos
Algunos forajidos vivían junto a un lago
La hija del pastor está enamorada de la serpiente
Que vive en un pozo junto a la carretera
¡Despierta, niña! Estamos llegando a casa
Sol, sol, sol
Quema, quema, quema
Luna, luna, luna
Te atraparé
¡Pronto!
¡Pronto!
¡Pronto!
Soy el Rey Lagarto
Todo lo puedo
Bajamos por
Ríos y autopistas
Bajamos por
Bosques y cascadas
Bajamos desde
Carson y Springfield
Bajamos desde
La Phoenix cautivadora
Y puedo decirte
Los nombres del Reino
Puedo decirte
Las cosas que sabes
Escuchando un puñado de silencio
Escalando valles en la sombra
Durante siete años viví
En el disoluto palacio del exilio
Jugando a extraños juegos
Con las chicas de la isla
Ahora he regresado
A la tierra del justo, el fuerte y el sabio
Hermanos y hermanas del pálido bosque
Oh, hijos de la noche
¿Quién de entre vosotros se unirá a la caza?
Ahora la Noche llega con su legión púrpura
Retiraos a vuestras tiendas y a vuestros sueños
Mañana entraremos en la ciudad donde nací
Quiero estar preparado.

 

 

 

El Estimulo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529