Visión Global

“Un gobierno que gobierne”, por Eduardo Fernández

“Un gobierno que gobierne”, por Eduardo Fernández


Eduardo Fernández

El país requiere un gobierno que gobierne. Es decir, un gobierno que se ocupe de atender las funciones para las cuales se inventó el Gobierno: la seguridad de las personas y de los bienes.

Si medimos al actual gobierno de Venezuela por esa asignatura, sale evidentemente aplazado. El Gobierno venezolano no cumple la primera y la más elemental de sus obligaciones.

 El Gobierno existe para trabajar por el progreso y el bienestar de los ciudadanos. Eso significa cosas tan elementales como contar con buenos servicios públicos: agua y electricidad. Qué bueno sería que el Gobierno se ocupara de garantizarnos servicios públicos eficientes: agua, electricidad, transporte, aseo urbano, policía, vivienda, salud, hospitales, vialidad, educación, seguridad social. En todas estas asignaturas, el Gobierno tiene rendimientos muy bajos.

 El Gobierno existe para promover la unidad, el entendimiento y la armonía entre todos los ciudadanos. Un gobierno no puede propiciar la división de la ciudadanía. No pueda dedicarse a complacer a la mitad de la población y ofender, agredir y hostilizar a la otra mitad. Entre otras cosas porque termina ofendiendo a sus propios partidarios. La misión del Gobierno es la de unir, no la de dividir. El espectáculo que acabamos de ver en la Asamblea Nacional nos llena de vergüenza a todos. No tengo ninguna duda de que son muchísimos los partidarios del gobierno que tienen que sentirse degradados y ofendidos por tanta mediocridad.

 Un gobierno que gobierne respeta a sus partidarios, pero también respeta a sus adversarios y promueve la reconciliación, el diálogo y la armonía entre los ciudadanos.

 Un gobierno que gobierne se ocupa de preservar y fortalecer la majestad de las instituciones democráticas. Comenzando por la Jefatura del Estado, por la rama ejecutiva del poder público, por la Asamblea Nacional, que además de legislar y de controlar la marcha de la administración, debería ser escenario para debates de altura sobre los grandes problemas nacionales, una administración de justicia que merezca el respeto y el acatamiento de todos los ciudadanos, un tribunal electoral que inspire la confianza de todos y un Poder Moral que llegue a ser eso justamente: Poder Moral.

¡Seguiremos conversando!

 

Publicado en Últimas Noticias el 30 de agosto de 2013

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529