Visión Global

Un mercado básico quincenal ya va por más de Bs 62 mil

Un mercado básico quincenal ya va por más de Bs 62 mil


Hacer las compras se ha convertido en un “arte” en el que el consumidor debe poner en práctica sus habilidades para “estirar” el dinero

Davielis Meneses es madre de dos hijos. Aunque ella y su esposo tienen empleo fijo, lo que perciben “se queda corto” para hacer mercado, cubrir los demás gastos del hogar y los de los muchachos.

“Ir de compras me da dolor de cabeza. No consigo qué hacer con el dinero. Sólo llevo lo necesario y aun así gasto más de lo presupuestado”, dijo Meneses.

Y es que en los últimos meses, rubros como la carne de res, pollo y cochino han subido su precio en más de 1.000%.

A principios de año, el kilogramo del corte de vacuno costaba menos de 1.000 bolívares y actualmente, en el mercado de Puerto La Cruz, se consigue en 4 mil 800, mientras que algunos frigoríficos exigen hasta Bs 5 mil.

El kilo de ave beneficiada, en enero, no superaba los Bs 200 y hoy en día cuesta 2 mil 200, pese a que hace poco fue regulado por el Gobierno en Bs 850,37.

El corte de cerdo, que era una de las opciones más económicas, también elevó su valor. Lo ofrecen en Bs 3 mil 500.

“Ahora hago justo lo que  comeremos, no invitamos a nadie, y reduje la porción  para que alcance el mercado”, dijo la consumidora Mérida Mendoza, quien aseveró que en   un mercado “con limitaciones” gasta al menos Bs 35 mil quincenal.

“Con esto sólo compro un kilo de carne, un pollo, un poquito de pescado, caraotas, pocas hortalizas, harina, arroz, y pasta, si los consigo a precio regulado, porque con los bachaqueros sería el triple. Y el mercado no dura un mes”.

El Tiempo les preguntó a dos familias, de cinco integrantes cada una, qué compraban y cuánto gastaban y las comparó. Aunque una de ellas percibe dos salarios más que la otra, ninguna compra todo lo que necesita ni les alcanza el mercado hasta el final de  quincena.

El ama de casa Victoria Gil contó que su familia tuvo que eliminar el pollo y las hortalizas para que todos puedan comer, al menos, dos veces al día. “Sobre todo compro queso, pepitonas, sardinas y mortadela, cosas que rinden y son económicas. En mi casa sólo trabajamos mi esposo y yo, y somos cinco”. Gil gasta como mínimo Bs 23 mil 450 cada quincena.

Gil recalcó que aunque su mercado nunca dura los  15 días, tiene que esperar hasta la próxima quincena para volver a comprar.

Luis Rivas, cabeza de una familia a la que ingresan cuatro sueldos mensuales, informó que en su mercado básico quincenal hay proteínas, frutas y verduras con las que comen tres veces al día, pero de igual manera no les dura quince días. A pesar de que el presupuesto del mercado de Rivas no incluye artículos de aseo personal, gasta por lo menos Bs 62.300.

En Puerto La Cruz, el valor de los granos también subió. El kilogramo de caraotas  se consigue en Bs 2 mil y el de frijol a Bs 1.600. La lenteja poco se ve en los anaqueles. Según vendedores, porque su precio “subió mucho”. El kilogramo de cebolla se halla en Bs 900, el de papa  en  800. El de ají, pimentón, zanahoria, lechuga, y ocumo chino se cotizan en más  Bs 1.000.

Insuficiente

El precio regulado de la  harina precocida es Bs 190; el arroz, dependiendo de su clasificación, no supera los Bs 300, y la pasta se halla hasta en Bs 500. Pero en el comercio informal estos productos los ofertan  hasta 10 veces más del valor fijado en gaceta oficial.

A finales de mayo, el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) publicó que el precio de la Canasta Básica Familiar se ubicó en Bs 256 mil 146 bolívares al cierre del mes de abril, con una variación de 25% con relación a marzo.

Advirtió que una familia de cinco miembros necesitaba, al menos, 22,5 salarios mínimos para cubrir los gastos. Según el informe, el precio de los alimentos se elevó 29,4% y el de los productos de higiene personal y del hogar 31,9%.

Zona sur

“De a poquito”. Así están comprando la comida las amas de casa en El Tigre, debido a los altos precios de los alimentos que consiguen en los mercados populares, supermercados y en los bachaqueros.

A la comida se suman algunos productos de aseo y de higiene personal como desodorante, champú, cloro, desinfectante y detergente, pero a las familias no les alcanza el ingreso salarial mínimo para comprar esa cesta básica.

La obrera de mantenimiento, Yasmira Díaz, refirió que gana medio salario mínimo y la cesta de alimentación. “Pico el pollo chiquitico para que rinda y casi todos los días comemos sardinitas”.

La trabajadora Lilibeth Amado contó que con los 33 mil que percibe se ve apurada, “cuando se me acaba todo mando a mi hijo a comer a casa de su abuela. A veces el dinero alcanza sólo para 10 días de comida”, resaltó.

2.500 bolívares como mínimo se requieren para  adquirir productos regulados  de aseo personal como crema dental, jabón, detergente,  desodorante y toallas sanitarias. Para comprar los mismos rubros en el  sector informal, se necesita más del triple de la suma. Los artículos  artesanales están en el mismo orden de precios.

33 mil 636 bolívares mensuales es el ingreso mínimo de un trabajador del sector público y privado. El monto incluye los Bs 15 mil 051 de salario mínimo y los Bs 18 mil del bono de alimentación o cesta ticket. El  Cendas publicó que el precio de la Canasta Básica Familiar se ubicó en Bs 256 mil 146 bolívares al cierre del mes de abril.

Y. Vargas / A. De Sousa / A. Fernández / El Tiempo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529