Visión Global

Vaciando las calles la oposición elevó la temperatura de la desobediencia ciudadana

Vaciando las calles la oposición elevó la temperatura de la desobediencia ciudadana


El “Paro” convocado por la oposición se cumplió este viernes en todo el país. Más allá de las expectativas que se tenían, la oposición de que fuera total, y la del gobierno de que fuera un fracaso, los indicadores de la vida cotidiana de un día de trabajo señalan que fue alcanzada la meta fijada.

En las más populosas del país, incluyendo a Caracas, las vías más congestionadas estaban desiertas a las horas pico.

Entre 6:00 y las 10:00 de la mañana, se vio poca afluencia vehicular por las principales avenidas y autopistas de la capital.

Ausencia de personas que también se percibieron en las estaciones del Metro, y en los vagones en todas sus rutas. Mientras en las calles, el transporte público solo circulaba dentro de los sectores y zonas periféricas.

A pesar que la oposición no bloqueó los túneles de ingreso a la ciudad, en la Petare-Guarenas, Regional del Centro y la Caracas-La Guaira –como hizo el gobierno para tratar de impedir la Toma de Venezuela el pasado miércoles- pocos vehículos públicos y privados entraron a la ciudad.

El comercio, supermercados, panaderías y farmacias estuvieron abiertas. Los bancos tuvieron servicio de taquillas y cajeros, pero con las oficinas de atención cerradas. Los colegios y universidades estuvieron cerrados casi totalmente.

El panorama en el interior del país, no fue distinto. En algunos casos como en el Táchira, el paro fue casi total. Pero llegando a ser parcial en las pequeñas poblaciones, es de hacer notar que en todo el país se cumplió el llamado opositor.

A mitad de mañana, se empezaron a observar colas a las puertas de cajeros bancarios, supermercados y panaderías en una magnitud mayor a la usual. Lo que evidencia que parte de la población volcó su ausencia al trabajo, en procura de bienes esenciales, escasos en estos tiempos.

Es un error decir que el llamado a paro resultó un fracaso, porque había mucha gente en las colas. Más bien este incremento del volumen en las colas fue una demostración de la crisis que vive el país y que motivó el llamado a paro.

Tal vez un objetivo que no se propusieron los opositores, se logró con la ayuda del gobierno: que se pararan los empleados públicos. Lo que pudo observarse cuando, luego de obligar a estar en sus puestos de trabajo este viernes, luego los obligarían a asistir a una manifestación de apoyo a Maduro en una céntrica avenida de la Caracas.

Sin embargo, esta acción defensiva del gobierno lo que logró fue paralizar la administración pública antes del mediodía.

En cuanto a la manifestación, y a pesar del esfuerzo de obligar a asistir a los empleados públicos, las imágenes enviados por los vecinos mostraron una escasa asistencia.

Como siempre, la transmisión del canal oficial VTV fue el único espacio en el que pudo verse que el paro fuera un fracaso y la manifestación gubernamental un éxito.

Lo que viene

El paro no es un fin en si mismo. Es un eslabón de la cadena de protestas frente al bloqueo del referendo revocatorio presidencial.

Seguirán más acciones. Por lo que se puede decir sin riesgo de equivocarse, que las acciones que vienen en la agenda fijada por la MUD, es lo que determinará si el paro de este viernes fue un éxito. Está en movimiento la desobediencia ciudadana.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529