Visión Global

WTF! Pagué medio millón por un combo en Burger King y me dieron arepitas en Mc Donalds

WTF! Pagué medio millón por un combo en Burger King y me dieron arepitas en Mc Donalds


La crisis que afecta al país ha llegado a niveles insospechados de cosas absurdas, las cuales parecen haber sido aceptadas por los habitantes de esta noble tierra para así, tratar de seguir su cotidianidad como si nada estuviese pasando.

Es muy común ver en las redes sociales constantes quejas por la situación país, pero eso, solo quejas sin rumbo, fotos y más fotos, y la más grande impotencia al no poder hacer nada más para revertir el daño, que pésimos manejos económicos que más bien  parecen planes perversos sacados de las peores pesadillas de cualquiera y elaborados con saña hacia los venezolanos, estamos viviendo sin entender bien siquiera cómo hacer para sobrevivir al caos, es como andar en automático.

En días pasados en medio de la nada en una carretera del país paramos a comer en un sitio donde había un Burger King, entré y pedí un combo con una hamburguesa cuya foto prometía ser lo más cercano a la gloria y decidí acompañarla por uno de esos helados maravillosos mezclados con galletas Oreo, la cajera dijo: “Su orden tiene un total de 487 bolívares”, supongo que mi cara fue un poema, pero saqué mi tarjeta y pagué sin sacar muchos cálculos para no arrepentirme, porque de igual manera no habían muchas alternativas.

En fin, luego de haber saciado mi necesidad me retumbó el monto en la cabeza por un largo rato hasta caer en la realidad de que había pagado ¡Medio millón de bolívares por un combo de “comida rápida”!

La verdad es que el mal llamado “bolívar fuerte” no es más que un disfraz y que la gente parece haber olvidado que solo le hemos quitado tres ceros a la moneda, pero se le ha añadido una inflación exorbitante lo que hace que cosas tan sencillas como una comida rápida resulten impagables para el venezolano de a pie.

Mi sorpresa no se detuvo, pues otro día que quise “resolver” el almuerzo fui a un Mc Donalds, cosa que no hago con frecuencia y tal vez por eso me quedo “verde” cada vez que me enfrento a estas cosas. La señorita de la caja me dice esta vez: “Señora, el combo viene ahora con arepitas”. Ya va, eso es como quitarle el chocolate a una torta de chocolate, luego recibo el “juguete” de la cajita feliz de mi hijo y ¡sorpresa! un pedazo de cartón con la cara del Chavo.

Este relato podría sonar superficial y escucho a muchos diciendo: “Con mi Mc Donalds no te metas”, pero va mucho más allá, va a cada sostén de familia que trabaja para labrarle un futuro a sus hijos, que se esfuerza todos los días para que en la quincena se de cuenta que el dinero, que sudó para tener, se le va de las manos en uno o dos días.

La conclusión a estos cuentos es cómo en cada cosa, en cada paso, en cada compra podemos observar no la crisis, sino la lamentable pobreza por la que atraviesa el país, que lo natural antes ahora es un proceso forzado y que cada vez más se le imposibilita al venezolano, tener calidad de vida.  ¿Tendrá solución esta situación? Amanecerá y veremos…

Como leí hace poco, “a Venezuela solo la protege Dios porque el Estado lo que hace es emprobecerla y maltratarla todos los días.”

@marianabarriosd / Visión Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529