Visión Global

Zapatero, mediador en Venezuela en pleno despliegue militar

Zapatero, mediador en Venezuela en pleno despliegue militar


Busca abrir “un espacio de diálogo entre el Gobierno y la oposición
“Rodríguez Zapatero: ‘Es necesaria la máxima prudencia en los temas más sensibles de Venezuela’
Tras volar desde Santo Domingo en un viaje sorpresa auspiciado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y su secretario general, Ernesto Samper, José Luis Rodríguez Zapatero ha llegado esta madrugada a Caracas para abrir “un espacio de diálogo entre el Gobierno y la oposición”, según fuentes cercanas al ex presidente español. Un viaje sorprendente que llega en el peor momento posible: en medio del estado de excepción impuesto por Nicolás Maduro, con la oposición exigiendo en la calle la celebración de un referéndum revocatorio y con la conflictividad social al máximo, provocada por el desmoronamiento de la economía revolucionaria diseñada por Hugo Chávez. “Por eso venimos, dada la situación”, aclaró a EL MUNDO. Con las vías de diálogo totalmente rotas entre Gobierno y oposición y con la conflictividad social disparada, Zapatero sabe que se ha situado frente a un reto diplomático mayúsculo: “Intentaremos lo que se pueda”. Unasur no ha especificado cuál será la agenda para hoy del ex mandatario. Su viaje cuenta con la aprobación tanto del oficialismo como de la oposición, según fuentes cercanas al político socialista.
Junto a Zapatero también está prevista la participación de los ex presidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá). Los tres han coincidido durante las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Santo Domingo. Todo un reto diplomático tras su anterior viaje en diciembre como invitado gubernamental para presenciar las elecciones parlamentarias venezolanas. En los cinco meses transcurridos, a Rodríguez Zapatero se le cursó de nuevo desde Caracas una invitación envenenada: Ernesto Samper ofreció al ex mandatario español su participación en la Comisión de la Verdad, Justicia y Reparación de las Víctimas, con la que el Gobierno de Maduro pretende contrarrestar el efecto nacional e internacional de la “inconstitucional” Ley de Amnistía. Una comisión que sólo pretende imponer la “verdad” chavista: 16 integrantes revolucionarios y cuatro puestos para opositores, rechazados incluso antes de empezar. La Mesa de Unidad Democrática denunció públicamente que el Ejecutivo bolivariano ofreció la libertad de sus tres diputados presos a cambio de la incorporación a la Comisión. Según las mismas fuentes próximas a Zapatero, este viaje no tendría relación con la Comisión de la Verdad, pese al interés manifiesto de Maduro y del ex presidente colombiano. Analistas y opositores consideraron la maniobra de Samper, alineado con los gobiernos populistas del continente, como el intento de legitimar la Comisión de la Verdad, publicitada por los órganos de propaganda de la revolución pero que no ha realizado ningún avance. El ex presidente colombiano dio por hecho que Rodríguez Zapatero participaría como acompañante del proceso, también junto a Fernández y a Martín Torrijos. Samper ha hecho suyas las acusaciones de Maduro contra EEUU (estarían forzando a los opositores a no participar en la Comisión) y ha añadido que “fuerzas internacionales estarían tratando de inmiscuirse en los asuntos internos del país cuando las soluciones tienen que venir de los venezolanos”. La anterior visita de Zapatero a Caracas, durante la cual pernoctó en la residencia del embajador español, se saldó con cierto sabor agridulce para el dirigente socialista: fue criticado por sectores radicales de la oposición pese a que, con ayuda de ex presidentes latinoamericanos como el colombiano Andrés Pastrana, consiguiera convencer al oficialismo para que bajara el tono violento que marcó la campaña a la Asamblea. El político español incluso medió para que la canciller Delcy Rodríguez recibiera a los eurodiputados del Partido Popular, algo inédito en uno de los peores momentos para las relaciones diplomáticas entre ambos países. El embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernando, fue llamado en abril a consultas, tras los “intolerables insultos” proferidos por Maduro contra Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español. Actualmente permanece en Madrid, a la espera de una decisión política que decida su regreso a la capital venezolana. ProtestasSi aquel reto era complicado, éste es mayúsculo. La oposición ha vuelto a convocar a sus seguidores para mañana, para que protesten en todas las delegaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), empeñado en retrasar el proceso revocatorio contra Maduro. “Nos movilizaremos en todo el país exigiendo respeto a la Constitución y el cumplimiento del reglamento del revocatorio”, insistió ayer Henrique Capriles, quien lidera la cruzada por el referéndum que pretende echar de Miraflores a Maduro. Tal y como suele hacer, el chavismo ha convocado también para mañana a sus fieles, con la intención de que tomen el centro de Caracas, donde se encuentra el CNE. El Gobierno incluso ha programado durante un mes la celebración de una feria socialista en la misma zona, para mostrar a sus seguidores los avances de los llamados 14 motores económicos inventados por el Gobierno del ‘hijo de Chávez’. Las vías de negociación entre oficialismo y oposición están cerradas desde hace meses. El Gobierno de Nicolás Maduro ha usado al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como su ariete revolucionario para impedir su labor legislativa. También ha desplegado al máximo la retórica de la “conspiranoia”: golpes de estado, magnicidios, guerras económicas y acusaciones indemostrables contra sus opositores políticos. Para la semana que viene está prevista otra visita muy esperada por la oposición: el canciller del Vaticano, Paul Richard Gallagher, viajará a Venezuela con una agenda episcopal. Pero en el mentidero político de Caracas se da por seguro que participará en los diálogos con el Gobierno, tras la decisiva aportación del nuncio apostólico, Aldo Giordano, en la puesta en marcha de un proceso revocatorio trabado por la revolución.

ElMundo.es

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529