Visión Global

Zona sur de Anzoátegui quedó sin consulta para niños con cáncer

Zona sur de Anzoátegui quedó sin consulta para niños con cáncer


Las madres de niños y adolescentes con tratamiento de cáncer y tumores están angustiadas, debido a la eliminación de la consulta de Oncología Infantil en el hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre.

Desde hace dos meses, el médico especialista Luimer Gómez solicitó su traslado para San Cristóbal, estado Táchira, con el fin de asumir otros retos profesionales.

Ahora, para tratar afecciones como sarcomas, enfermedad de Hodgkin, tumores óseos y del sistema nervioso central, los pacientes tendrán que ser llevados a centros de salud de Barcelona o de los estados Bolívar y Monagas.

En la Fundación de Niños con Cáncer Una Esperanza para la Vida de El Tigre, (Fundacanti), una de las propulsoras del proyecto oncológico, también están preocupados por la cancelación de ese servicio pediátrico.

Tibisay Malavé, miembro de la directiva de Fundacanti, dijo que esa organización surgió hace seis años para ayudar a los pequeños con patologías tumorales de la zona sur y de otras poblaciones cercanas.

Gracias a Dios, el Seguro Social entrega los medicamentos para los tratamientos de las quimioterapias a los pacientes con cáncer, pero si no tenemos al profesional que los aplique, ese abordaje, sobre todo los tumores, se complica.
Ana Salas
Directiva de Fundacanti

Con la llegada del doctor Gómez comenzaron las consultas en un pequeño cubículo en el Guevara Rojas, pero ahora “todos los niños quedaron a la deriva porque ni siquiera hay un especialista en centros de salud privados”.

Malavé estima que alrededor de 17 personas, entre niños y adolescentes que recibían tratamientos o estaban en reevaluación, entraron en un peregrinar.

“Si en la misma zona a muchas madres se les hacía difícil ir a la consulta, imagínate cómo será ir hasta Barcelona o Ciudad Bolívar”.

Sin embargo, en Fundacanti no se desvanecen las esperanzas y tocan puertas para continuar con la ayuda a los familiares de los pacientes.

Como parte de las gestiones, Tibisay Malaver, expresó que la madre de un paciente trató de contactar una cita con la presidenta regional de la Fundación del Niño, Dinorah de Istúriz, con la intención de que Saludanz contrate a un médico o que un especialista de otra parte venga periódicamente a la localidad.

De hecho, más allá de un consultorio, apuntó que en Fundancati trabajan para la creación del área de Oncología Infantil dentro del hospital y un albergue para los niños que llegan de otros lados y necesitan quedarse varios días para el tratamiento.

Para ello, acotó que solicitarán al Concejo Municipal la aprobación de un terreno para ese proyecto.

La intranquilidad asalta a María Rosas, madre de una adolescente de 14 años, que padece de linfoma de Hodking. “Yo la llevaba a Valencia pero como el doctor Luimer estaba más cerca comencé a tratarla por El Tigre, pero ahora estoy deprimida porque quedamos en el limbo”.

Ante la situación, dijo que regresará al estado Carabobo para que decidan si le hacen una trasplante de médula a su hija o si sigue con la quimioterapia.

Lenys Rodríguez, progenitora de un niño de 10 años, que fue operado de adenomegalias (ganglios linfáticos), contó que ahora no sabe dónde hará el tratamiento a su pequeño.

“Esto se escapa de nuestras manos porque no tenemos recursos para viajar a otros lados. Quedamos a la deriva”.

El hematólogo del hospital de El Tigre, Fernando Guevara, indicó que aunque el número de consultas era bajo, el servicio cumplía una buena función. Tras la salida del oncólogo, dijo que Hematología asumió los casos de linfomas (tres pacientes).

Guevara resaltó que lo que se impone ahora es crear un área de hemato-oncología en el hospital para realizar la punción lumbar y las quimioterapias.

El Tiempo intentó contactar al director del hospital de El Tigre, Antonio Briceño, pero no fue posible. A mediados de junio declaró que revisarían el funcionamiento de las consultas externas para analizar cuántos médicos faltaban o se habían ido para su reestructuración.

Cuatro pacientes
diarios era la cifra mínima que atendía el oncólogo pediatra Luimer Gómez en la consulta del hospital de El Tigre. No todos acudían por patologías cancerígenas, también para recibir orientación o aclarar dudas.

.

El Tiempo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529